El uso del sistema de enlucido y yeso resistente al calor

El uso del sistema de enlucido y yeso resistente al calor
12 de enero de 2018 Edited Cargando... 1085 view(s) 5 min read
El uso del sistema de enlucido y yeso resistente al calor

Desde la antigüedad, el yeso se ha utilizado para cubrir madera y mampostería. Las primeras civilizaciones de la India, China, Oriente Medio y Egipto utilizaban el yeso como agente impermeabilizante, también para crear una superficie lisa lista para pintar; por su parte, los romanos desarrollaron la técnica de estuco decorativo. Durante la Edad Media, se empezaron a añadir diversas sustancias como la crin de caballo para reforzar el yeso; también se utilizaban otros productos, como la leche, la orina y la cerveza, y todo ello para hacerlo más elástico. El yeso decorativo se convirtió en una característica importante del período barroco, cuando se moldeaba y se le daba forma para aparentar mármol, e incluso piedra.

En el período moderno, el enlucido de interiores mediante yeso es más restringido y está pensado para proporcionar un acabado suave, listo para pintar o pegar papel tapiz.

Cuando vea un 'hueco en la pared o una estufa de casete, ésta se verá limpia y despejada. No hay un marco distintivo de baldosas o ladrillos como el que se ve en una chimenea. Está metida justo ahí, en la pared. Las apariencias pueden ser engañosas. Como cuando vemos un iceberg, ocurren muchas cosas debajo de la superficie; el interior de la cavidad debe estar debidamente revestido, la chimenea y un buen sistema de tiro deben evacuar los gases de escape y la pared alrededor de la estufa necesita un tratamiento especial para mantenerse en buenas condiciones. No es de extrañar que una estufa se llegue a calentar considerablemente, y que parte del calor se transfiera a la pared que la rodea. Por lo general, las paredes de la sala de estar se cubren con una capa de yeso estándar y luego se pintan o empapelan. Este enlucido contiene un alto nivel de yeso. Sin embargo, el yeso común no funcionará; si se somete a altas temperaturas, comienza a secarse y agrietarse y finalmente algunos pedazos se desprenden.

¿Por qué necesita un enlucido y yeso resistentes al calor?

El enlucido de yeso, o también conocido como yeso de París, es el compuesto mineral dihidróxido de sulfato de calcio. Cuando se calienta, gran parte de la humedad se elimina, dejando una sustancia que se puede moler fácilmente hasta obtener un polvo fino que comienza a transformarse en un sólido con la adición de agua. El yeso es resistente al calor a bajas temperaturas, pero si se calienta por encima de los 50°C, el contenido de agua se pierde gradualmente y se endurece, se agrieta y comienza a desprenderse.

Para evitar esto, las paredes alrededor de una estufa de casete, o bien las paredes adyacentes a una estufa independiente, cocina de campo o en cualquier otra área que esté sujeta a altas temperaturas, use yeso especial resistente al calor que pueda soportar temperaturas de hasta 650°C, y un revoque que proteja las paredes hasta 1400°C.

¿Cómo usar yeso y enlucido resistentes al calor?

El uso del sistema de enlucido y yeso resistente al calor

El yeso para enlucido resistente al calor proporciona una fina capa de acabado de hasta 6 mm. Aunque tiene muchas similitudes con el yeso común, y una vez terminado se ve similar, para obtener los mejores resultados el yeso resistente al calor debe manejarse de manera diferente. Cuando está colocando una estufa en una chimenea existente, puede usar el enlucido de la chimenea o el tablero de construcción de la chimenea. Sin embargo, la solución más sencilla es utilizar el sistema de enlucido y yeso sobre la superficie frontal. Estos son los siguientes pasos para un acabado infalible:

Paso 1: limpiar la superficie

El primer paso para garantizar los mejores resultados es eliminar todos los restos de yeso viejo de la campana de la chimenea y de todas sus herramientas y equipos, como los cubos para mezclar, ya que cualquier rastro de yeso puede contaminar el yeso resistente al calor, formar grumos y provocar que cuaje demasiado rápido.

Paso 2: Enlucido (enfoscado)

Una vez expuesta y limpia la mampostería, aplicar una capa de enlucido para chimeneas. Se debe usar agua limpia y fría para lograr una buena consistencia del alisado.

El enlucido se debe aplicar sobre una superficie ligeramente humedecida hasta el espesor deseado. Un acabado raspado proporciona una clave para la adherencia del yeso. Antes de proceder a la aplicación del yeso, se debe dejar secar el enlucido.

Dejar secar bien el enlucido durante tres días a una temperatura de al menos 20°C, luego se puede aplicar el yeso para chimeneas. Aunque se recomiendan 3 días, el tiempo requerido variará según la temperatura y la humedad relativa.

Una vez el enlucido esté bien seco, se debe aplicar una capa de sellador adhesivo.

Paso 3: Yeso

Cuando el sellador adhesivo se vuelve pegajoso, está listo para enlucir mediante yeso para chimeneas hasta lograr un espesor máximo de 6 mm. El yeso forma una capa densa cuando se seca que no se puede lijar, por lo que es fundamental aplicarlo con una espátula para lograr un acabado uniforme.

El yeso necesita al menos tres días para secarse por completo, hasta alcanzar un color gris pálido, y el fuego o la estufa no deben usarse hasta este momento. Por lo general, al principio se recomienda hacer funcionar la estufa a temperatura moderada durante períodos breves y aumentar el fuego gradualmente.

Finalmente, existe la opción de aplicar pintura resistente al calor, que está disponible para agregar un acabado decorativo a la chimenea/estufa.

Previous article:
Next article:
Related posts
Contáctenos
Copyright © 2023 Vitcas. All rights reserved.