¿Su caldera tiene fugas? ¿Cómo encontrar y repararlas?

¿Su caldera tiene fugas? ¿Cómo encontrar y repararlas?
3 de octubre de 2022 Edited Cargando... 7707 view(s) 15 min read
¿Su caldera tiene fugas? ¿Cómo encontrar y repararlas?

Si no tuviera caldera, no tendría agua caliente y tendría que conformarse con una casa fría. Si su caldera pierde agua, debe repararla inmediatamente para evitar problemas mayores.

En la mayoría de los casos, el fallo se debe a una válvula o a una junta, pero aun así, es necesario solucionar el problema. De lo contrario, el fallo puede provocar la oxidación de otras piezas e incluso dañar los componentes eléctricos de la caldera. 

Una reparación sencilla de la caldera es algo que puede hacer usted mismo; sin embargo, en casos más graves, conviene llamar a un técnico de calefacción. En cualquier caso, una caldera con fugas requiere una solución.

En este artículo se detallan las formas de prevenir o solucionar las fugas de agua de una caldera. En el caso de fugas asociadas a otras sustancias (por ejemplo, gas o gasoil), es necesario llamar a un profesional, como un técnico especialista en gas.

Tipos de calderas:

Caldera de calefacción directa

Una caldera de calefacción directa calienta primero el agua fría. Después, el agua calentada se almacena en el depósito para su uso posterior. Sin embargo, la desventaja de una caldera de calefacción directa es que si el agua almacenada no se utiliza más tarde, se desperdicia. Además, este tipo de caldera no es automática: hay que calentar el agua de antemano, a diferencia de la caldera de calefacción indirecta que funciona automáticamente.

Una caldera de calefacción directa solo dispone de un intercambiador de calor (el principal). En este intercambiador, una vía es para la calefacción central y la otra para el agua caliente. La bomba de la caldera solo funciona cuando está encendida la calefacción. Cuando se abre un grifo de agua caliente, la bomba deja de funcionar y se calienta el agua que pasa por la caldera de camino al grifo. Por lo tanto, el intercambiador principal alterna entre las dos funciones según corresponda.

Caldera de calefacción indirecta

Las calderas de calefacción indirecta son más eficientes (y, por tanto, más sostenibles desde el punto de vista medioambiental) que las calderas de calefacción directa porque solo calientan el agua que se va a utilizar. Una caldera de calefacción indirecta tiene dos intercambiadores de calor: uno es el intercambiador principal o intercambiador gas-agua, que genera calor tanto para la calefacción como para el agua caliente.

El otro es generalmente un intercambiador placa-placa (o agua-agua). Para calentar el agua, el calor circula entre el intercambiador principal y el intercambiador placa-placa y, finalmente, el calor se transfiere al suministro principal de agua. Así se obtiene el agua caliente del grifo.

Calderas mixtas

Las calderas mixtas, o también llamadas combinadas, suelen ser de gas (aunque también pueden ser de gasoil) y siempre son calderas de calefacción indirecta. Se llaman mixtas porque calientan tanto los radiadores como el agua. A diferencia de las calderas de leña y las eléctricas que calientan el agua en el depósito, las calderas mixtas de gas son más automáticas en su uso.

Fugas en la caldera: ¿Qué tipos hay?

Las calderas transfieren agua caliente a través de tuberías para calentar su hogar y proporcionar agua caliente al grifo.  Sin embargo, un uso prolongado de estos aparatos podría provocar fugas.

Estos son algunos tipos de fugas que puede sufrir:

Fugas de agua 

Una caldera que pierde agua es quizá lo más común. En los depósitos de calderas (los recipientes que contienen agua caliente, también conocidos como acumuladores de agua caliente), una fuga puede producirse debido a problemas de estructura. La mayor parte de las calderas están fabricadas con metales como el acero y el acero inoxidable, que son resistentes al agua pero propensos a la corrosión y a agrietarse con el tiempo.

Las calderas están especialmente expuestas a fugas en las soldaduras. Además, las calderas de leña para exteriores pueden presentar pérdidas de agua en sus tubos de transferencia.

Fugas de gas

Puede producirse una fuga de gas en una caldera instalada indebidamente. Una fuga de gas puede ser peligrosa. Si ocurre, debe llamar a un técnico autorizado. Una fuga de gas emite monóxido de carbono, que es muy perjudicial para la salud de todos los habitantes del hogar. Como medida de seguridad, debe instalar un detector de monóxido de carbono para detectar niveles peligrosos de gas en el aire. Cuando la concentración de monóxido de carbono alcance niveles peligrosos, deberá llamar a un técnico autorizado o, en el peor de los casos, a los servicios de emergencia de gas.

Fugas de gasoil

Si tiene una caldera con un depósito de gasoil, debe estar atento porque una caldera que pierde gasoil puede ser extremadamente peligrosa, ya que incluso puede provocar un incendio si el gasoil entra en contacto con llamas vivas. En cuanto detecte manchas de gasoil en el exterior de su caldera, llame inmediatamente a un técnico.

Fugas de creosota 

La cámara de combustión de una caldera de leña puede producir creosota, un aceite de color marrón oscuro, que desprende mal olor, debido a la condensación de los gases de la leña quemada. Las fugas de creosota suelen estar relacionadas con fallos en las puertas de la cámara de combustión (algo similar a lo que ocurre con las fugas de calor).

Sin embargo, las fugas suelen producirse debido a que la puerta no es hermética y no a causa de un aislamiento deficiente. Puesto que la creosota es altamente inflamable, una fuga de creosota puede llegar a ser peligrosa. 

Fugas de calor 

Una fuga en la cámara de combustión de una caldera de leña para exteriores se traduce en un menor rendimiento: la caldera debe quemar más leña para generar el calor que se precisa. En general, las calderas de leña para exteriores tienen un rendimiento de entre un 60 y un 70% cuando queman leña.

Sin embargo, las fugas de calor pueden hacer que este valor disminuya considerablemente. Una de las principales causas de las fugas de calor de las calderas de leña es una puerta de la cámara de combustión mal aislada e indebidamente sellada.

¿Por qué mi caldera tiene fugas?

Existen varias razones por las que su caldera puede tener fugas. Dependiendo de la gravedad del problema, puede solucionarlo usted mismo o puede que necesite llamar a un profesional.

Desgaste

Con el tiempo, las calderas pueden sufrir el mismo desgaste que cualquier otro aparato. Si la suya tiene más de 10 años, puede que sea el momento de plantearse instalar una caldera nueva.

De este modo, no solo se reducirán los posibles escapes, sino que en su hogar se reducirá el consumo de energía, lo que se traducirá en un ahorro económico importante.

Instalación defectuosa 

Si hay fugas de agua por las tuberías situadas debajo de la caldera, es posible que algunas de las juntas de las tuberías no estuvieran bien instaladas. Este problema de las tuberías puede ocurrir, sobre todo, si acaba de instalar una caldera nueva.

No hay por qué alarmarse, ya que las pequeñas fugas son bastante comunes en este tipo de instalaciones. Lo único que tiene que hacer es ponerse en contacto con la persona que le instaló la caldera para que arregle las fugas y repare las tuberías.

Juntas aflojadas

Con el tiempo, las juntas y las conexiones de las tuberías se aflojan debido a la expansión y contracción repetidas del agua al calentarse y enfriarse. Para evitar que el agua se escape, las juntas deben sellarse con el uso de compuestos para juntas de tuberías.

Juntas rotas en el sistema de calefacción central 

El resultado inevitable de una junta dañada o rota es el escape de agua, lo que en última instancia provoca fugas en la caldera. Cuando la caldera se corroe con el paso del tiempo, las juntas también pueden resultar dañadas, ya que están instaladas sobre o alrededor de diferentes piezas y conexiones. 

Una vez que esto ocurre, el agua puede filtrarse rápidamente por la junta. Es posible que las juntas deterioradas sean las responsables de que su caldera pierda agua. Para repararlas lo que podría funcionar es añadir un sellador, pero en un caso extremo, necesitará que un técnico de calefacción revise la caldera, puesto que podría ser necesario sustituirla.

Si va a utilizar un sellador de fugas para una caldera que pierde agua, asegúrese de utilizar uno que sea potente, ya que un sellador débil solo puede acabar empeorando la situación. El sellador de fugas para el sistema de calefacción de Vitcas sella eficazmente las fugas inaccesibles y las juntas que gotean en los sistemas de calefacción.

Temperatura

Si hay una fuga de temperatura, debe extremar las precauciones, ya que puede salir agua caliente con incrustaciones por los grifos. La válvula de control de temperatura (VCT) de la caldera controla la temperatura del agua y evita que se caliente demasiado.

Si la VCT no regula la temperatura, es posible que tenga fugas. Esto suele deberse a un problema con los sensores de temperatura. 

Presión alta

El manómetro situado en la parte delantera de la caldera le indica la presión de la misma. Debe comprobar periódicamente la válvula de alivio de presión y añadir o quitar agua según sea necesario, dependiendo de si hay demasiada presión o si falta.

Si hay fugas, conviene examinar el manómetro y asegurarse de que la presión no es demasiado alta. En este caso, es probable que la válvula de alivio de presión esté procurando soltar parte del agua contenida en el sistema para reducir la presión hasta un nivel adecuado.

La aguja de la válvula debe estar entre 1-1,5, lo que suele indicarse como una franja verde en el manómetro. Si la aguja está en la franja roja, debe purgar los radiadores para liberar el agua sobrante. 

Corrosión en su sistema

Si su caldera tiene muchos años, puede sufrir corrosión, lo que puede provocar la acumulación de óxido y otros residuos en las tuberías y los radiadores. Al desplazarse el agua por el sistema de la caldera, los residuos pueden ser arrastrados y devueltos a la caldera.

La corrosión puede dañar las juntas de goma que rodean las uniones de las dos tuberías, provocando una fuga de agua. Si la corrosión está presente en un solo elemento, éste puede sustituirse; pero si la corrosión es grave, tendrá que sustituir toda la caldera y el sistema de calefacción central. Para ello, contrate a un técnico y solicite su asesoramiento.

Si su sistema de caldera es antiguo, la mejor opción es sustituirlo por uno nuevo. Así la calefacción será eficiente todo el año. 

¿Es peligrosa una caldera que tiene fugas?

Si una caldera tiene fugas de gas, póngase en contacto inmediatamente con un instalador de gas. Debe actuar del mismo modo en caso de fugas de gasoil.

A diferencia de una caldera con fugas de gas o de gasoil, una caldera con fugas de agua no pone en peligro su salud, por lo que no debe considerarla peligrosa.

Ahora bien, puede resultar muy caro si estas fugas no se solucionan a tiempo. Por ello, debe arreglar la avería lo antes posible. 

Si su caldera pierde agua, puede causar daños en todo el sistema de la caldera, provocar oxidación y perjudicar a toda la casa. Si su caldera tiene fugas, no debe utilizarla hasta que la sustituya o repare, ya que las fugas pueden extenderse a otros componentes eléctricos, lo que a su vez puede provocar cortocircuitos. 

Las fugas de agua también pueden extenderse a otras partes de la casa y dañar el suelo o los muebles, por lo que es posible que acabe teniendo que desembolsar una gran cantidad de dinero para sustituir la caldera o reparar los daños ocasionados.

Por lo tanto, no es aconsejable seguir utilizando una caldera que tenga fugas. Si detecta una fuga o nota que la presión de la caldera ha bajado considerablemente en poco tiempo, debe cortar el suministro de agua de la misma.

Una vez hecho esto, podrá arreglarla si el problema es menor, pero si se trata de un asunto grave, llame a un técnico especializado en calderas. 

Las calderas nuevas no presentan fugas, a no ser que hayan sido instaladas incorrectamente o que se haya comprado una caldera defectuosa. En la mayoría de los casos, una caldera con fugas indica que algo va mal. Puede que tenga que sustituirla por completo. No obstante, puede aprovechar la ocasión para revisar su hogar y plantearse invertir en una caldera más asequible que se adapte mejor a las necesidades de su vivienda. 

¿Qué puedo hacer para que mi caldera deje de perder agua?

Una vez que averigüe el motivo por el que su caldera pierde agua, deberá encontrar una solución. No se preocupe, hemos enumerado varias soluciones que no implican dejar un cubo debajo.

En primer lugar, compruebe el manómetro y asegúrese de que la presión no es demasiado alta. Puede optar por purgar algunos de sus radiadores para liberar parte del agua. En la mayoría de los casos, este método ayudará a resolver el problema. 

A continuación, debe comprobar si hay fugas de agua en las tuberías o en las juntas. Para ello, puede secar la superficie con un paño y esperar a comprobar si el agua vuelve a filtrarse. Si lo hace, utilice una llave inglesa y gire el conector un cuarto de vuelta aproximadamente para comprobar si al apretarlo se para la fuga. 

La corrosión también puede causar el desgaste de las juntas, lo que a su vez puede ocasionar fugas de agua. Si éste es su caso, necesitará que un técnico revise las juntas y las repare o sustituya. Si se trata solo de una junta que se ha aflojado, bastará con apretarla. 

Si la fuga persiste, tendrá que contratar a un profesional para que la revise y averigüe qué es lo que falla. Si alguna vez siente que la reparación de una caldera con fugas está fuera de su alcance, deberá llamar a un profesional, ya que hacerlo por su cuenta podría empeorar el problema o incluso dañar su caldera de forma permanente. 

Independientemente del tipo de caldera que tenga, es natural que su caldera presente algunos problemas después de un período prolongado de uso.

Sin embargo, hay una serie de precauciones que puede tomar para garantizar la longevidad de su caldera y evitar que tenga fugas.

Las enumeramos a continuación:

Filtro magnético para calderas

Una caldera nueva debe contener imanes incorporados para recoger cualquier residuo metálico del sistema de calefacción. Gracias a este filtro, la caldera prolongará su vida útil ya que evitaremos las obstrucciones causadas por la acumulación de residuos en el sistema de calefacción. De este modo, al reducirse el riesgo de fugas, también aumenta la eficiencia de la caldera.

Purgas químicas

Las purgas químicas limpian a fondo la caldera y el sistema de calefacción, evitando la acumulación de cualquier sustancia que impida su buen funcionamiento. Le recomendamos que se plantee realizar este tipo de limpieza, teniendo en cuenta que el sistema de calefacción es el componente más caro de la caldera.

Mantenimiento anual 

En la mayoría de las garantías se exige que la caldera se revise al menos una vez al año, lo que permite a los profesionales inspeccionar y detectar problemas menores antes de que se conviertan, por ejemplo, en tuberías, componentes de la caldera o un intercambiador de calor corroídos.

Podemos detectar un intercambiador de calor defectuoso porque gotea, emite golpeos o ruidos de ebullición. Un intercambiador de calor presenta estos síntomas como resultado de la acumulación de cal.

Usar un inhibidor para el sistema de calefacción para el mantenimiento anual

Un inhibidor para el sistema de calefacción ayuda a protegerlo contra la formación de lodo, cal o corrosión manteniendo el pH del agua de la caldera en niveles neutros. El uso del inhibidor protege los componentes metálicos de la caldera, incluido el intercambiador de calor.

Además de realizar el mantenimiento anual, puede utilizar nuestro Silenciador de calderas para reducir los golpes y ruidos de ebullición.

¿Necesito una caldera nueva si la que tengo empieza a tener fugas?

Cuando hay fugas en la caldera, no es necesario sustituirla inmediatamente por una nueva. Las fugas en las calderas modernas pueden arreglarse fácil y rápidamente. Además, si la caldera está en garantía, la reparación le saldrá gratis. 

Si su caldera está en garantía y se ha averiado por completo, lo más probable es que el fabricante le proporcione una nueva sin coste alguno. La mayoría de las garantías cubren también los componentes y los costes de mano de obra.

No obstante, las condiciones de garantía varían de un fabricante a otro, así que asegúrese de adquirir una con las máximas prestaciones. 

¿Puede una fuga en la caldera provocar una baja presión?

Cualquier fuga en la caldera del sistema de calefacción central provocará una presión baja en la caldera. Las calderas con baja presión no pueden generar calor de manera eficiente, por lo que es fundamental reparar cualquier fuga.

¿Por qué mi caldera ha dejado de tener fugas de repente?

Lo más probable es que haya apagado la calefacción central. De este modo, disminuyó la presión de la caldera dentro del sistema y se detuvo la fuga. El agua puede entrar en la caldera a través de un conducto de ventilación mal instalado si ha llovido mucho recientemente. Si este es el caso, un técnico puede instalar el conducto de ventilación correctamente dentro de la tubería de la caldera.

Conclusión 

La caldera es una parte esencial de su hogar y debe garantizar su correcto mantenimiento. Esperamos que, con la ayuda de nuestros consejos, encuentre el motivo de la fuga de agua de su caldera y pueda encontrar la solución adecuada.

Lo mejor es arreglar una caldera que gotea de forma inminente para evitar que se convierta en algo más grave. Si se descuida, puede llegar a ser irreparable y tendrá que comprar una caldera nueva.

Si las reparaciones por cuenta propia no son su fuerte, puede acudir a un técnico de calefacción, un instalador de gas u otro profesional. 

En caso de fuga de gasoil o gas, debe llamar lo antes posible a un instalador de gas.

Consulte toda nuestra gama de productos de calefacción central en nuestra tienda.

Previous article:
Next article:
Related posts
Cómo reemplazar la junta de la puerta en la caldera central
Cómo reemplazar la junta de la puerta en la caldera central
8 de noviembre de 2022
Edited Cargando...
Cómo sellar roscas de tubería de la manera correcta
Cómo sellar roscas de tubería de la manera correcta
2 de septiembre de 2022
Edited Cargando...
Contáctenos
Copyright © 2023 Vitcas. All rights reserved.