¿Como usar la masilla refractaria?

¿Como usar la masilla refractaria?

Cuando se trata de reparar fugas, grietas y otros problemas en la casa, la masilla refractaria es el líder de los productos, el más fiable y duradero. La masilla refractaria es un producto listo para usar, resistente a las temperaturas de hasta 1250ºC. Hay una serie de distribuidores y minoristas que ofrecen una amplia variedad de masillas refractarias listas para usar. Se suministran en varias dimensiones y colores, como gris/beige y negro, dependiendo de las necesidades y preferencias de los clientes. Cualquier tipo de masilla refractaria puede ser utilizada para sellar juntas no deseadas en las estufas de leña. Este material es especialmente útil y eficaz en la zona donde el humo sube desde la parte superior del horno. También puede ser usado para reparar ladrillos refractarios. La masilla refractaria es resistente al calor, pero tiene sus propias limitaciones e inconvenientes. No es un superhéroe entre los selladores, pero logra que el trabajo se haga de forma rápida y correcta. Si utiliza la masilla refractaria alrededor de las estufas de metal o tubos de chimeneas, el hecho de que el metal se expanda o contraiga, como resultado de calentar y enfriar la zona, inevitablemente causará grietas en las uniones de la estufa y los tubos. Echemos un vistazo al método de uso de la masilla refractaria, sus ventajas e inconvenientes, y cómo hacer para evitar grietas durante un largo tiempo.

¿De qué está hecha la masilla refractaria?

La masilla refractaria es una mezcla de resinas termoendurecibles y rellenos inorgánicos. Cuando se aplica y se expone a altas temperaturas, esta mezcla es capaz de secarse y convertirse en mortero resistente a temperaturas de hasta 1250ºC. La masilla refractaria fue descubierta en las últimas décadas del siglo XIX. Se hizo popular rápidamente debido a sus atributos de reparación rápida. Una de las propiedades de este material es su solidificación cuando entra en contacto con el aire. La masilla refractaria puede usarse como un método rápido en ladrillos refractarios, ladrillos de chimenea, parillas, tubos de chimenea, calderas y otras instalaciones de calor extremo, para usos domésticos y comerciales. No solo soluciona todas y cada una de las grietas, sino que también ofrece una adhesión excepcional a los ladrillos refractarios, la piedra, la cerámica y las paredes de bloques. La masilla refractaria está también libre de asbesto, por lo que es bastante segura para su uso en entornos domésticos y comerciales. En pocas palabras, la masilla refractaria es una pasta que se endurece cuando está expuesta a altas temperaturas o a temperatura ambiente. Esta pasta se aplica a cualquier grieta, se expone al calor, y rápidamente se endurece para así cubrir las grietas.

A continuación, se detallan las principales características de la masilla refractaria:

  • Es fácil de usar en entornos domésticos y comerciales.
  • Al aplicar la masilla refractaria logramos juntas excepcionalmente herméticas por las que no pueden pasar ni humos ni vapores.
  • Al exponerse a un calor intenso, la masilla se endurece y sella las grietas.
  • Tiene fuertes propiedades adhesivas, incluso a temperaturas drásticamente altas.
  • Puede ser usada en varias superficies, independientemente de su textura.
  • Ofrece fuertes propiedades adhesivas para superficies metálicas y para materiales de tipo cerámico. Funciona de manera eficiente en superficies como ladrillos refractarios, hormigón y otros materiales de mampostería.

¿Para qué se usa la masilla refractaria?

El objetivo principal de la masilla refractaria es enfriarse y secarse en las grietas con el fin de sellarlas y recuperar la funcionalidad estándar del elemento en cuestión. Se utiliza la masilla refractaria para sellar las grietas en varios equipos, desde estufas hasta sistemas de calefacción central. Es un material versátil con una amplia gama de aplicaciones útiles en equipos domésticos y comerciales. Se utiliza en chimeneas, estufas, cocinas de gas, calderas y sistemas de calefacción central. Sirve para la reparación de pequeñas grietas y pequeños defectos en los ladrillos refractarios y en las chimeneas. Además, también puede ser utilizado para sellar los revestimientos cerámicos de los tiros en chimeneas comerciales donde el calor alcanza altas temperaturas. En muchas empresas se utilizan hornos y chimeneas de altas temperaturas para llevar a cabo su trabajo, y estas temperaturas tan elevadas pueden afectar negativamente a la salud de los que se encuentran en sus inmediaciones. La masilla refractaria puede soportar altas temperaturas de forma rápida, por lo que es el sellador perfecto en entornos comerciales de este tipo. Puede ser usada para sellar cualquier grieta y soportar altas temperaturas. Sirve también para reparar los cortafuegos al unir los tubos de chimeneas internos y estructuras en las que la temperatura puede rápidamente alcanzar los 1250ºC. La masilla refractaria es también utilizada ampliamente para sellar las fugas de humos y gases en equipos domésticos y comerciales, como estufas, chimeneas y sistemas de calefacción central.

¿Cómo usar la masilla refractaria en un tubo de chimenea?

Con el paso de tiempo, notará que el sello de cemento en la base de su tubo de chimenea, en el lugar donde se mezcla con el cuello de salida del tubo, se ha roto o desmoronado, probablemente debido al ligero cambio en el equilibrio de la estufa, al abrir y cerrar su puerta durante muchos meses. Su estufa habría perdido también algunos colores y habría cogido un antiestético color gris claro. Puede usar la masilla refractaria para ocuparse de las grietas y restaurar la plena funcionalidad de su equipo. Echemos un vistazo a lo fácil que es sellar las grietas en su tubo de chimenea. Cuando la estufa se enfríe lo suficiente como para poder tocarla sin quemarse, empiece quitando todos los trozos de la masilla refractaria antigua que se puedan quitar con facilidad. Para facilitarse el trabajo, puede usar un pequeño destornillador. Asegúrese de tener mucho cuidado de no romper el esmalte vítreo del tubo de la chimenea. A continuación, pase la aspiradora con cuidado alrededor del sello para eliminar cualquier residuo de polvo, masilla refractaria, etc. Asegúrese de que la cubierta, el cuello y el tubo de la chimenea, estén asegurados antes de aplicar la nueva masilla refractaria con el fin de sellar las grietas. Los expertos recomiendan utilizar cinta adhesiva alrededor de la parte superior e inferior del sello para así poder lograr un borde recto y limpio de la masilla que, a continuación, será expuesta al calor. Tenga cuidado de no dejar que se seque la masilla refractaria sobrante en las superficies de la estufa o en el tubo de chimenea. Este exceso de masilla refractaria puede ser sumamente difícil de quitar más adelante. Siempre que exista una mezcla de la nueva masilla refractaria negra y la antigua masilla refractaria gris en la junta, recomendamos que deje la cinta adhesiva en su lugar y, para secarla, utilice pintura en aerosol resistente al calor. Sin embargo, debe proteger la cubierta de la estufa y cualquier otra superficie mientras rocía la masilla refractaria con el aerosol resistente al calor. Además, los profesionales recomiendan también limpiar todas las superficies de polvo, grasa, aceites y otras sustancias contaminantes. Antes de aplicar la masilla refractaria, debe mojar todas las superficies.

¿Cuánto tarda la masilla refractaria en secarse?

Ahora que ya ha aplicado la masilla refractaria en sus grietas, es el momento de dejarla que se seque para sellar los agujeros. Aquí nace la pregunta: ¿cómo y durante cuánto tiempo debemos dejar la masilla que se seque para que sea el sellador perfecto? Una vez que haya extendido la pasta sobre las grietas, espere una hora antes de encender su equipo. Esta masilla se usa en hornos, tubos de chimenea, estufas y otros aparatos que funcionan con calor, por lo que tiene sentido utilizar su calor interno para secar la masilla. Por lo tanto, encienda el aparato una hora después del uso inicial de la masilla. Mantenga la temperatura baja durante dos horas. De esta forma, el agua de la masilla desaparecerá. Una vez que esto ocurra, suba la temperatura a un nivel medio o alto y déjelo durante de cuatro a seis horas. Después de esto, debería ser capaz de aumentar gradualmente el calor. Especialmente porque no entra en contacto con la estufa, sino que solo recibe calor del tubo, cualquier cantidad de calor que se configure a nivel medio o alto debería hacer el trabajo en aproximadamente cuatro o seis horas. El tiempo general de curado de la masilla es de unas 12 horas. Depende de la marca, pero, como norma general, suelen ser unas 12 horas contadas desde la aplicación de la masilla en las grietas. Una vez que haya aplicado la masilla, deje que el agua se evapore y después encienda el equipo de 4 a 6 horas. Una vez que hayan transcurrido las seis horas, la masilla tardará otras seis horas en secarse y cumplir con su función. Después de esto, podrá volver a usar su equipo sin preocuparse por la grieta. Además, ya que la masilla refractaria es resistente a altas temperaturas, se secará, pero no se agrietará con el calor, así que no tiene que preocuparse mucho de la temperatura una vez que haya desaparecido el agua. Sin embargo, debe recordar algo muy importante: aunque las masillas refractarias de diferentes marcas funcionan de la misma manera, es de suma importancia leerse las instrucciones antes de su uso. A algunas marcas les gusta añadir sus propios ingredientes a la masilla para hacer que funcione de forma más rápida, mejor o que dure más, y hay diferentes requisitos para esos ingredientes o agentes adicionales.

¿Dónde comprar la masilla refractaria?

Hoy en día, puede adquirir una masilla refractaria de calidad en cualquier lugar. Tan solo tiene que entrar en el mundo de las compras digitales y ponerse en contacto con las empresas de construcción locales o mundiales. Sin embargo, VITCAS ofrece la mejor masilla refractaria cuando se trata de selladores de confianza. VITCAS es la tienda online líder en material resistente al calor e ignífugo del mercado. Puede adquirir la masilla refractaria negra o la masilla refractaria Premium en nuestra tienda online de VITCAS, y disfrutar del mejor sellador resistente a altas temperaturas que sirve para todo tipo de grietas en sus ladrillos refractarios, calderas, estufas y otros equipos relacionados con el calor para uso comercial y doméstico.  (Fuente: https://tienda.vitcas.es/vitcas-premium-masilla-refractaria.html)

¿Por qué la masilla refractaria se agrieta?

A menudo, los selladores se agrietan debido a que el material que está debajo de ellos se expande o se contrae. Si a esto le añadimos altas temperaturas o incluso fuego, el cemento puede sufrir daños con el paso de tiempo. Si el equipo que tiene no tiene que apagarse y encenderse continuamente, la masilla refractaria durará más tiempo. Sin embargo, con el constante encendido y apagado del calor en el interior de los tubos, el metal debajo de la masilla comenzará a agrietarse debido a la expansión y la contracción del material.

Para terminar...

Las grietas y el desmoronamiento pueden aparecer en cualquier momento durante la vida útil de su equipo que genera el calor. El calor expande y contrae el material; por lo tanto, los selladores utilizados alrededor de las juntas pueden agrietarse y degradarse fácilmente con el paso de los años. Con el uso de la masilla refractaria podemos sellar estas grietas rápidamente por mucho tiempo. Su aplicación también es bastante fácil y todo lo que necesita es aplicarla, calentarla y dejarla secar, y su aparato volverá a estar como nuevo. La masilla puede solucionar los problemas de humo, grietas y otros desmoronamientos hasta una temperatura de 1250ºC. Debe limpiar la zona con un paño húmedo, quitar todo el polvo, la suciedad, la grasa y otras sustancias, aplicar la masilla refractaria, calentarla poco a poco y decirles adiós a las frustrantes grietas en las juntas, tubos de chimenea o ladrillos refractarios. Póngase en contacto con nosotros para comprar la mejor masilla refractaria con la que sellará todas las grietas.

 

Productos relacionados
    1. VITCAS Premium Masilla refractaria - VITCAS
      VITCAS Premium Masilla refractaria
      Tan bajo como 3,11 € 2,59 € Precio habitual 3,73 €
    2. Masilla Refractaria NEGRA - VITCAS - VITCAS
      Masilla Refractaria NEGRA - VITCAS
      Tan bajo como 4,04 € 3,37 € Precio habitual 5,45 €
    3. BFC – MASILLA REFRACTARIA NEGRA 1250°C - VITCAS
      BFC – MASILLA REFRACTARIA NEGRA 1250°C
      Precio especial 4,67 € 3,89 € Precio habitual 7,79 €
Contáctenos